Aquí están, nuestros mejores consejos para que tu bronceado sea perfecto durante el mayor tiempo posible.

Las personas tienden a verse muy bien cuando tienen un poco de bronceado, añade un brillo cálido a la piel, enmascara las imperfecciones y ayuda a hacer que la ropa de colores destaque.

Puede ser complicado, obtener el bronceado adecuado: hay que preocuparse por los rayos UV, evitar los incómodos colores anaranjados y considerar las líneas de bronceado.

Con un poco de conocimiento y previsión, puedes superar cualquier obstáculo y obtener el bronceado que está buscando, y le mostraremos cómo hacerlo. Siga estos sencillos pasos y obtenga ese brillo dorado en poco tiempo.

Cual es el mejor Bronceador

Lo primero de todo, es comprar el de mejor valoración de todos los bronceadores, de esta manera sabes que es un producto de la mejor calidad y no te arriesgas a comprar uno de mala calidad.

Australian-Gold-Protector-Solar-con-Bronceador-300x300 Como conseguir el mejor bronceadoEl mejor bronceador corporal con mejor valoración de todos sus compradores. Australian Gold Protector Solar

Si lees cualquier opinión sobre este bronceador de usuarios reales ( haga clic aquí ). Todos están satisfechos con la calidad de esta magnifico producto.

Comprarlo aquí al Mejor Precio

Usar siempre protección

Antes de hablar sobre el bronceado, tenemos que aclarar una cosa: la protección solar siempre es obligatoria. Si tienes miedo de que te impida oscurecer, piénsalo de nuevo.

La piel se renueva cada diez días, por lo que cuanto más lentamente se broncea, más tiempo dura. Aplique la loción cada 2 horas y después de salir del agua. No querrás quemarte la piel, ¿verdad?

Exfoliar suave y regularmente

El bronceado es la reacción de la piel al sol. Asegúrese de exfoliar regularmente para evitar la acumulación o para evitar que la piel muerta bloquee los rayos.

Olvidarse de exfoliar resultará un bronceado desigual, el cual ciertamente no deseas. Si lo que buscas es un exfoliante natural, puedes hacer el tuyo y hay muchas opciones para elegir: azúcar granulada mezclado con miel, café y aceite de oliva o avena molida con un poco de sal.

Hidratar antes y después

Una piel más suave se ve mejor bronceada. Hidrata tu cuerpo la noche antes de tomar el sol y hazlo lo más sedoso posible.

Concéntrate en las zonas más problemáticas, las que se secan más rápido, ya que pueden causar un bronceado desigual.

Puedes conseguir una loción hidratante para matar dos pájaros de un tiro. Además, asegúrese de tomar muchos líquidos para mantener tu cuerpo y tu piel hidratados mientras se broncea.

Muévete

Lo último que quieres es tener diferentes colores en ti, así que asegúrate de darte la vuelta para que todo tu cuerpo tenga acceso a las caricias del sol.

Cuando se broncea el frente, los brazos hacia arriba y cuando se gira el estómago, mantenga los brazos hacia afuera también.

De esta manera se exponen incluso las partes que son más difíciles de mostrar. Voltearse cada 15 o 30 minutos. Cuando te sientas somnoliento, acurrúcate bajo un paraguas para no quedarte dormido de un lado.

Proteger los ojos

Una luz brillante en el nervio óptico estimula la glándula del hipotálamo, que produce melanina, logrando así un mejor bronceado.

Pero tus ojos también pueden quemarse fácilmente, así que lo mejor que puede hacer es usar un sombrero o mantenerlos cerrados, en lugar de usar anteojos de sol, mientras está acostado al sol.

Ir al aire libre

El hecho de que las cámaras de bronceado sean más seguras es sólo un mito. De hecho, es mucho más saludable exponerse al sol.

Y eso es porque con una cama de bronceado se obtiene una mayor concentración de UVA, hasta 12 veces más.

Los rayos UVA pueden penetrar en tu piel más profundamente y causar más daño de radicales libres a largo plazo.

Por lo tanto, el sol sigue siendo la mejor y más saludable elección para la piel marrón perfecta que está buscando.

Mira la hora

Los médicos recomiendan evitar los baños de sol entre las 10 y las 16, incluso cuando está nublado afuera.

Lo último que quieres es quemarte y dañar tu piel permanentemente. Ten en cuenta que una vez que se quema no se convertirá milagrosamente en un hermoso bronce.

El rojo definitivamente no es tu color y el dolor no es tu juego.

Ducharse después

Tomar un baño o una ducha, caliente o fría, es siempre una buena idea después de sentarse al sol, con el fin de eliminar toda la loción, los aceites o la sal y la arena de la piel para que se vea sedosa.

Asegúrese de hidratar después o el bronce se volverá irregular. También puedes usar una crema refrescante, para que pueda superar cualquier posibilidad de quemaduras.

Cualquier loción a base de aloe vera es calmante y calmará tu piel.

Ahora que tienes lo que debes y lo que no debes hacer, estás listo para salir y ser besado por el sol. Encuentra el traje de baño perfecto, un buen libro o revista, recuerda estos consejos y trucos y asegúrate de disfrutar cada minuto.

Comprarlo aquí al Mejor Precio

Os dejo vídeo comercial de la marca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here